pensiones

Artículo de Juan Carlos Angulo sobre el futuro de las pensiones en el Liberal.cat

El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, ya tiene el borrador de lo que sería el primer paquete de medidas con el que se pretende iniciar la denominada reforma de las pensiones.

Este primer paquete de medidas tiene como finalidad acercar la edad efectiva de jubilación, que actualmente ronda los 65,5 años, a la edad legal. Para ello, desde el Ministerio se han previsto una serie de medidas que pretenden, por un lado, retrasar la edad real de jubilación y, por otro, penalizar la jubilación anticipada. Además, también se prevé establecer un nuevo mecanismo de revalorización de las pensiones que estará ligado a la evolución del índice de precios al consumo, tomándose como referencia la inflación media del año anterior.

«Desde el Ministerio se han previsto una serie de medidas que pretenden, por un lado, retrasar la edad real de jubilación y, por otro, penalizar la jubilación anticipada»

Para un segundo paquete de la reforma, que se realizaría a finales del próximo año, se dejan las cuestiones más complejas, como son la creación del denominado fondo de pensiones colectivo de promoción pública y la nueva normativa sobre las prejubilaciones forzosas.

Como medida para que los trabajadores prolonguen su vida laboral, se proponen incentivos para retrasar la edad jubilación más allá de la edad legal. Este incentivo podría ser un pago único por cada año que se retrase la jubilación de entre 4800 € y de 12000 €, según la base de cotización. Estas cantidades se percibirían, en solo pago y en el mismo momento de acceder a la jubilación. También se plantea incrementar el importe final de la pensión un 4% por cada de retraso, tras haber cumplido la edad ordinaria de jubilación. Finalmente, como tercera opción, se ha planteado que el incentivo sea una combinación de ambas formulas, pago único e incremento de la pensión.

«Para que los trabajadores prolonguen su vida laboral, se proponen incentivos para retrasar la edad jubilación más allá de la edad legal. Este incentivo podría ser un pago único por cada año que se retrase la jubilación de entre 4800 € y de 12000 €, según la base de cotización»

Por lo que respecta a las medidas para desincentivar las jubilaciones anticipadas, se prevé penalizarlas incrementando los coeficientes de reducción de la prestación de manera progresiva y mensual, en contra de la reducción por trimestres actual. Además, esta reducción se aplicaría directamente sobre la cuantía de la pensión y no sobre la base reguladora. Con ello, lo que se pretende desde el Ministerio es alcanzar, en la mayoría de los casos, un coeficiente de reducción de la pensión de aproximadamente el 8% por cada año que se anticipe la jubilación.

También se ha confirmado que otra de las medidas a adoptar será la eliminación de la jubilación forzosa prevista en algunos convenios colectivos.

No obstante, esta decisión no será de aplicación inmediata, ya que se establecerá un período transitorio de vigencia tras la expiración del convenio colectivo. De aprobarse finalmente esta medida, sólo será posible incluir en los convenios colectivos la jubilación anticipada a partir de los 68 años.

«La previsión es que este primer paquete de medidas se apruebe durante el segundo semestre de este año y que su implantación sea progresiva»

La previsión es que este primer paquete de medidas se apruebe durante el segundo semestre de este año y que su implantación sea progresiva. No obstante, en un primer momento, habrá esperar al resultado de la negociación con los sindicatos y la patronal. Posteriormente, deberá pasar el correspondiente trámite parlamentario. Así que todavía es pronto para aventurar como acabará esta primera fase de la ambiciosa y polémica reforma de nuestro sistema de pensiones que pretende acometer el actual gobierno.

Juan Carlos Angulo es abogado laboralista en RIBA VIDAL ABOGADOS

Ir arriba